Mantenimiento de panel solar

Mantenimiento de paneles solares: cómo alargar la vida de tu instalación fotovoltaica

¿Sabías que los paneles solares generan electricidad a lo largo de 25 a 30 años, e incluso más?

Sin embargo, su rendimiento puede variar en gran medida, dependiendo no solo de la calidad de los paneles sino también del mantenimiento que se haga de los mismos.

Así, el mantenimiento que requieren los paneles solares suele ser una pregunta frecuente a la hora de invertir en una instalación fotovoltaica para el autoconsumo.

Cuando hablamos del mantenimiento de paneles solares nos referimos tanto a la limpieza —que es a lo que nos centraremos en este artículo— como a la reparación o sustitución de elementos defectuosos. Esto último dependerá de las garantías y de la calidad del servicio de la empresa instaladora.

Vamos con este artículo a intentar despejar todas tus dudas sobre el mantenimiento que requiere una instalación fotovoltaica.

¿Necesitan mantenimiento los paneles solares?

El rendimiento y la eficiencia de una instalación fotovoltaica dependerán de muchos factores: la orientación, las horas de sol, las sombras… así como también el polvo o la suciedad que se pueda acumular en la superficie de los paneles.

De hecho, la suciedad puede ser responsable de que tus placas lleguen a perder más del 20% de su rendimiento. Incluso más si la suciedad es extrema.

Todo ello se traduce en pérdida del dinero que no nos estamos ahorrando de nuestra factura eléctrica. Con lo que la respuesta es sí: los paneles solares necesitan mantenimiento.

¿Cómo se realiza el mantenimiento de una instalación fotovoltaica?

Ahora que hemos visto la importancia del mantenimiento de los paneles solares, vamos a ver cómo se lleva a cabo.

Pero no te preocupes, es muy muy sencillo. Quédate con esto: un buen mantenimiento se basa en mantener una correcta limpieza de la superficie de las placas solares.

Vamos a verlo con un poquito más de profundidad.

¿Cómo limpiar un panel solar?

Solo necesitarás un cubo con agua, jabón y una esponja (o en su defecto, un trapo suave o una gamuza).

  1. Diluimos jabón en agua en un cubo o en una palangana
  2. Con la esponja o el trapo limpiamos cuidadosamente los diferentes paneles, asegurándonos de eliminar la suciedad más incrustada, como puede ser resina o excrementos de aves.
  3. Aclaramos bien con agua (podemos utilizar un cubo o una manguera de baja presión) y dejamos que se seque al aire libre

Antes de realizar este proceso, podemos utilizar un soplador —si disponemos de uno— para apartar hojas o polvo que pueda haber en las superficies de las placas solares. De esta forma podemos facilitar aun más la limpieza.

¡Listo! Ya podemos estar seguros que nuestra instalación funcionará a pleno rendimiento durante una buena temporada.

¿Cada cuánto tiempo se debe realizar el mantenimiento de la instalación fotovoltaica?

Esta es la pregunta del millón…

…Y la respuesta es que este periodo de tiempo dependerá de varios factores.

Aunque las placas solares están diseñadas para soportar muchos fenómenos meteorológicos, es precisamente la climatología la que determinará en gran medida la frecuencia con la que debemos llevar a cabo un mantenimiento.

La lluvia, la nieve, el grado de humedad de la zona, el polvo en suspensión… También factores como la polución o la vegetación cercana (polen, hojas, resina, pájaros —y sus excrementos—, etc.)

En función de todo ello se puede esperar más o menos. Sin embargo, lo ideal y recomendable es realizar una limpieza cada 3 o 6 meses.

¿Qué precio tiene el mantenimiento de los paneles solares?

A la hora de calcular la rentabilidad de nuestra instalación fotovoltaica, tener en cuenta todos los costes asociados a ella es clave. Pero ¿qué coste tiene el mantenimiento de los paneles solares?

Como puedes imaginar, el mantenimiento básico de limpieza apenas tienes coste. Sobre todo si se hace por cuenta propia. Sin embargo, en función de la dificultad de acceso a las placas, o del tamaño de la instalación, puede ser necesario que el mantenimiento lo hagan técnicos especializados.

Si este es el caso, el precio dependerá de varios factores, tales como el tiempo de desplazamiento, la mano de obra, la dificultad de acceso a la cubierta del edificio, el tamaño de la instalación, etc. También se puede dar que sea necesario realizar pequeñas reparaciones o sustituciones.

El precio de todo ello dependerá de las condiciones que ofrezca la empresa instaladora.

Por último, y no menos importante: debes tener en cuenta que el mantenimiento y la limpieza de la instalación fotovoltaica es responsabilidad del propietario del edificio.

Instalación Fotovoltaica

Consejos básicos para el mantenimiento de paneles solares

  • Evita dañar las placas: usa un paño suave, y evita utilizar agua caliente a mucha presión sobre los paneles fríos. En definitiva, tómatelo como si estuvieras lavando por primera vez tu coche recién estrenado —lo cuidarías, ¿verdad?
  • No utilices detergentes ni productos que no estén indicados para los cristales, porque se puede estropear la superficie de los paneles solares.
  • A veces, la mejor limpieza es la que te ofrece la lluvia… o no (como también pasa con los coches). Ten presente de echarle un ojo a tu aplicación del tiempo antes de ponerte a hacer tu mantenimiento trimestral. No olvides contar con una empresa de instalaciones fotovoltaicas como Doctor Energy®, que te dé garantías y un servicio integral.

Solicita una oferta personalizada para instalar placas solares

Ir arriba